“Traidor”, de Fernando Veglia

Hacía tres años que los hombres estaban asentados en el bosque, a orillas de un ancho río. Habían llegado con el calor y el abundante alimento los había convencido de afincarse. El verano resultó generoso y el invierno extremadamente mezquino. Dominaban el fuego y solo poseían rústicas herramientas, seis chozas de ramas secas, cueros y un tronco ahuecado como canoa. Subsistían recolectando hierbas y frutos, pescando con endebles redes y cazando.

A los pocos días de haberse instalado, comprobaron que los lobos dominaban la zona. Una manada de veinte miembros, o quizá más, había expulsado osos, linces y leopardos. Los enfrentamientos resultaron constantes e inevitables, durante el verano compitieron por las presas y, durante el duro invierno, el asentamiento fue atacado. El resultado de las rencillas arrojó dos niños devorados, cuatro cánidos muertos y la firme decisión, por parte de los hombres, de emigrar. A pesar de la discordia entre las dos especies, una pareja de lobos estaba dispuesta a seguir a los intrusos traicionando a los suyos.

De las chozas solo quedaba un esqueleto de ramas, las cenizas de varias fogatas atestiguaban una vigilia nocturna y la canoa yacía abandonada a orillas del río. Los hombres, acompañados por las primeras luces del alba, atravesaban el bosque cargando sus pertenencias, empuñando lanzas y escudriñando amenazas a través de la vegetación. Un anciano, cubierto por una piel de lobo, ocupaba la retaguardia de la silenciosa fila.

—¡Sigámoslos! —gimió el lobo macho a su compañera.

—¿Estás seguro? Si lo hacemos, nunca podremos retornar a la manada —gimió la loba.

—La manada… —gruñó el lobo— La manada entera trabaja para el líder.

—Lo sé, pero también nos asegura una ración de alimento —protestó la loba.

—¡Mentira! —gruñó el lobo, exhibiendo los colmillos— Nosotros somos los primeros en atacar a las presas y los últimos en probar bocado. Este invierno hubiese sido el último, si el bípedo viejo no nos hubiese alimentado ¡Admítelo!

—Ese bípedo se cubre con la piel de uno de los nuestros.

—¡Nuestros cachorros murieron durante el invierno! —espetó el lobo— Estamos vivos gracias al bípedo…

—¡Pero el líder!…

—¡Los cachorros del líder viven y los nuestros no! ¿Vendrás conmigo o no?

La loba observó la diminuta silueta cubierta por una piel de lobo, recordó a sus cachorros inmóviles y silenciosos, la indiferencia de su raza y al bípedo dejando trozos de carne seca y huesos a solo cinco metros de su compañero. Nunca reveló al líder, ni a
otro miembro de la manada, el furtivo contacto con el intruso, no quería arriesgarse a ser expulsada. A pesar de que no comprendía las intenciones del bípedo viejo, caminó hacia él, había decidido seguir a esa figura de paso cansino, a la que los había salvado de
perecer. Estaba en deuda.

Al atardecer, cuando el grupo de hombres y la pareja de lobos habían cubierto una considerable distancia, el bosque entero exhaló aullidos y lamentos: la traición estaba consumada.

Fernando Veglia

Del libro: “Crónica Animal”

Anuncios

2 comentarios sobre ““Traidor”, de Fernando Veglia

  1. Hace muchos, muchos años, a mediados del pasado siglo (soy un hombre viejo, creo que se nota), mi Madre me regaló un libro que alguien sustrajo de mi casa: “Amoite”, de Salvador A. Iglesias. Es un conjunto de relatos con el paisaje de la región de Entrerríos y las selvas del Paraná. Es un canto a la amistad entre los hombres y los perros.
    He disfrutado de la amistad de estos seres únicos, leales, simpáticos y animosos a lo largo de mi vida. Y me he preguntado muchas veces, mientras paseo con mi amigo Pancho López, cuándo y cómo un lobo, en este relato suyo una pareja de lobos, decidió quedarse con los hombres y seguir su destino.
    No lo hubiera descrito mejor.
    Fonseca

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s